mié. Feb 26th, 2020

Se amputó el brazo para poder “hacer cucharita” más cómodo

Raúl Ponce de Tigre es un montevideano que a sus 41 años tomó una de las decisiones más importantes de su vida: amputarse el brazo izquierdo para que en el momento de “hacer cucharita” con su pareja no le moleste por no saber dónde carajo ponerlo.

“Medio que me empoderé”, arranca contando Raúl: “a mí me encanta dormir, ¿viste? Y me encanta dormir cucharita como para pegarme a la patrona pero siempre tengo problemas con el brazo que va abajo”, se justifica. “Lo ponía por abajo de la almohada y le molestaba, para arriba era imposible, para abajo era como dormir arriba de una piedra… ma sí, ¡me lo corto!”, cuenta entre risas.

“Lo ponía por abajo de la almohada y le molestaba, para arriba era imposible, para abajo era como dormir arriba de una piedra… ma sí, ¡me lo corto!”

Raúl Ponce de Tigre, montevideano de 41 años.

Los resultados no pudieron ser mejores: “ahora sí, loco; esto es vida: hago cucharita y ni me preocupo del otro brazo, listo, tema solucionado, soy bien práctico, bien práctico soy”, sentenció Ponce de Tigre.

“ahora sí, loco; esto es vida: hago cucharita y ni me preocupo del otro brazo, listo, tema solucionado, soy bien práctico, bien práctico soy”

Raúl Ponce de Tigre, montevideano de 41 años.

Deja un comentario