lun. Nov 18th, 2019

Se hace millonario vendiendo la ropa que tenía guardada “para cuando baje cinco kilitos”

Vivimos en tiempos en los que es difícil satisfacer los cánones estéticos que nos rigen y eso resulta frustrante. Oh, sí. Vaya si es así.

Pero algunas veces ganan los buenos: Steve Henao, panadero de Manizales, Colombia, dedicó su vida a conseguir el cuerpo que siempre soñó. Cansado de fracasar en su intento, cambió defecto por virtud y triunfó: juntó la ropa que tenía “para cuando baje cinco kilitos”, la vendió y con las ganancias hoy es accionista minoritario de Google.

“Los quiero ver ahora a todos los que se reían del gordito, jeje”, dice orgulloso y altanero: “¡qué van a decir! Gordito pero me importa poquito, tengo más guita que todos ellos juntos, no habré estado a la altura de las exigencias de belleza occidentales pero sí de las económicas, cago oro y ahora que hagan todos fila para chuparme la pija, dicho esto con respeto, porque en mi casa me enseñaron a ser educado”.

“¡qué van a decir! Gordito pero me importa poquito, tengo más guita que todos ellos juntos, no habré estado a la altura de las exigencias de belleza occidentales pero sí de las económicas, cago oro y ahora que hagan todos fila para chuparme la pija, dicho esto con respeto, porque en mi casa me enseñaron a ser educado”


Steve Henao, panadero de Manizales

Parece que para este emprendedor solo el cielo es el límite: “soy una versión moderna del self-made man”, dice, y confirma los rumores sobre su futuro: “en una de esas me viene la viaraza y me tuneo todo, encima de rico quedo flaco, ¿te imaginás? jajajajaja, vamo a ver qué onda”. ¡El tiempo dirá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *