Jue. Dic 8th, 2022

Una posible gran actuación mundialista de Uruguay despierta temores de proliferación de murales hiperrealistas

Foto: facebook.com

Las expectativas se acumulan de cara a un nuevo mundial que tendrá a Uruguay entre sus participantes. La ilusión se renueva, las banderas se despliegan en los balcones y la chusma compra peluches de Botija por 1.500 pesos. Pero no todo es júbilo y expectativas: son cientos de miles los ciudadanos al día con sus impuestos que temen que una buena actuación de la Celeste desate un infierno de murales hiperrealistas a lo largo y ancho del país.

“Nuestro equipo está en estado de alerta máximo nivel DEFCON-GALLINOART 5, desde julio; nuestros informantes aseguran que el artista ordenó 5.000 litros de pintura y cincuenta brochas gordas, esta preparándose para la guerra”, explicó Milton Rapallo, arquitecto al frente de la Brigada “Diego Rivera” Anti-Gallino. El profesional del ladrillo agregó que “si Uruguay llega a semis, esto es el acabóse: para junio de 2023, estimamos cuatro gallinos por cuadra”.

El colectivo llamó a la población “a cubrir toda superficie vertical pintable, con materiales antiadherentes; o a demoler todo hasta los cimientos, lisa y llanamente… no queremos parecer antipáticos, pero ojalá que Uruguay quede afuera en fase de grupos, sería un mal menor”.

Sobre el autor

Deja una respuesta