sáb. Sep 21st, 2019

Acordaron “el que se levante primero lava los platos” y ya llevan catorce años en la cama

¿A qué pareja no le ha sucedido? Todas hemos acordado, luego de una noche agitada con cena y quizás alcohol, dejar el lavado de platos para la mañana siguiente. Este par de tórtolos de la localidad uruguaya de Deter-Gente, donde hay una gran presencia de inmigrantes alemanes, no fue la excepción.

Carlos Chanwalen y Laura Geymonetch, los protagonistas de esta historia, ambos orientales de 40 años, se fueron a dormir una noche de 2005 sin saber que a partir de ese momento su vida cambiaría para siempre: “recuerdo que esa noche habíamos visto ‘Secreto en la montaña’, yo la conseguí en la feria… Carlos se había tomado unos vinos y se acostó medio curioso; no nos pintó lavar los platos y acordamos que el que se levantara primero a la mañana siguiente los lavaría”, cuenta Laura.

“recuerdo que esa noche habíamos visto ‘Secreto en la montaña’, yo la conseguí en la feria… Carlos se había tomado unos vinos y se acostó medio curioso; no nos pintó lavar los platos y acordamos que el que se levantara primero a la mañana siguiente los lavaría”

Laura Geymonetch, uruguaya de 40 años.

El problema fue que esa mañana lo cambió todo. La pareja había cenado lasagna y la cocina era un verdadero caos. Por eso, ninguno quería levantarse primero para lavar. Así lo relata Carlos: “desde entonces, no nos hemos levantado de la cama; seguimos de pijama, acostados, hace catorce años. Ya vimos cuatro mundiales con esta tele de mierda que ves acá”. Mientras tanto, Laura, su esposa, asiente apenada, al tiempo que lucha con un VLOOKUP de Excel, ya que con tal de no dar el brazo a torcer y abandonar el cuarto, ahora se dedica al teletrabajo.

“desde entonces, no nos hemos levantado de la cama; seguimos de pijama, acostados, hace catorce años. Ya vimos cuatro mundiales con esta tele de mierda que ves acá”

Declaración de Carlos a este medio, mientras Laura, su esposa, lucha con un VLOOKUP de Excel, ya que con tal de no dar el brazo a torcer y abandonar el cuarto, ahora se dedica al teletrabajo.

Desde El Cascote News, seguiremos esta historia de cerca, ya que, según pudimos constatar, sus protagonistas no piensan abandonar esta “guerra” tan fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *