vie. Oct 18th, 2019

Estiman que la cuarentena después del segundo hijo se estiraría a cuarenta meses

Científicos de la Università di Catanzaro, en Italia, se encuentran analizando la prolongación de la etapa conocida como “cuarentena”, en la que los padres de un bebé recién nacido no podrían realizar la cópula. Al parecer, la modernidad estaría barriendo con los viejos paradigmas y, cuando se trata de un segundo hijo, la cifra de cuarenta días de abstinencia estaría quedando muy corta.

“Antes no habían celulares, TV on demand, ni siquiera internet, y era natural esperar con ansias el día 40 para desatar el torbellino de la pasión”, explica Bruno Ghiggia, docente de la maestría en Sexo de la reconocida universidad. “Ahora la verdad es que ya se viene garchoteando menos de por sí. Con un pibe encima se complica todo el doble, ¿pero con dos? Se hace fácticamente imposible”, analiza Ghiggia.

“Antes no habían celulares, TV on demand, ni siquiera internet, y era natural esperar con ansias el día 40 para desatar el torbellino de la pasión”

Bruno Ghiggia, docente de la maestría en Sexo de la Università di Catanzaro.

La investigación se encuentra en desarrollo y por ahora abarca la suma de cuarenta meses. Pero, ¿cómo la llevan a cabo? “cuando vimos que habían pasado los cuarenta días empezamos a anotar en un papelito las razones para estirar el período sin ponerla”, ilustra Florencia Firenze, ayudante de cátedra de Ghiggia. “Un día se quedó dormido viendo la NBA, otro día ella se fue con las amigas, una vez estuvieron cerca de lograrlo pero lloró uno de los niños. Al día siguiente, ya estaban a punto y lloró el otro niño. En otra ocasión, ella lo evadió porque había discutido con su suegra. Otro día, él se había ajusticiado con Xvideos… y así, cuando te querés dar cuenta, llevamos cuarenta meses y seguimos contando”, se entusiasma la investigadora.

“Un día se quedó dormido viendo la NBA, otro día ella se fue con las amigas, una vez estuvieron cerca de lograrlo pero lloró uno de los niños. Al día siguiente, ya estaban a punto y lloró el otro niño. En otra ocasión, ella lo evadió porque había discutido con su suegra. Otro día, él se había ajusticiado con Xvideos… y así, cuando te querés dar cuenta, llevamos cuarenta meses y seguimos contando”

Bruno Ghiggia, docente de la maestría en Sexo de la Università di Catanzaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *