lun. Ago 26th, 2019

Hipster se cansa de la cervecería artesanal y se hace escribano

Ocurrió en Uruguay, en el montevideano barrio del Parque Rodó. Brian Cuchufleto, joven de 27 años que se reconoce como hipster y se dedicaba a hacer cerveza artesanal, se cansó de ello y se hizo escribano.

“Llegó un punto en el que dije ‘basta’. Creo que eso fue lo que pasó. Me harté de la cebada, el lúpulo, la fermentación y la concha de tu hermana y arranqué pa Notariado. Capaz que no tiene tanta onda según los cánones actuales, te lo acepto. Es más cool ir a una feria gastronómica ponele, o decirle food truck a los carritos de hamburguesas o encajar que hago brewery… insisto, te lo acepto. Pero te aseguro que se coge mucho más expidiendo certificados de libre de embargos, eh; ¡se lo discuto al que sea!”, cuenta Cuchufleto.

“Llegó un punto en el que dije ‘basta’ (…) Me harté de la cebada, el lúpulo, la fermentación y la concha de tu hermana y arranqué pa Notariado (…) Pero te aseguro que se coge mucho más expidiendo certificados de libre de embargos, eh; ¡se lo discuto al que sea!”

Brian Cuchufleto, joven de 27 años

Brian está entusiasmado con su nueva vida: “ahora entiendo esa frase, ‘hacé lo que te dicte tu corazón’. A mí me dictó dejar los lentes de armazón grueso y la barba prolijamente desprolija y empezar a redactar contratos de arrendamiento de inmuebles urbanos con destino casa-habitación”, dice con la felicidad de quien encontró su camino.

“ahora entiendo esa frase, ‘hacé lo que te dicte tu corazón’. A mí me dictó dejar los lentes de armazón grueso y la barba prolijamente desprolija y empezar a redactar contratos de arrendamiento de inmuebles urbanos con destino casa-habitación”

Brian Cuchufleto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *