sáb. Sep 21st, 2019

Lo nombran Presidente de la ONU y se le escapa un pedito en el discurso de asunción

Ocurrió en Nueva York, en el quincuagésimo décimo nono al cubo ocho a la mol Congreso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Mario Boedo, uruguayo de Río Negro y diplomático de carrera, cerraba la primera jornada del evento con su discurso de asunción del cargo de Presidente para el que había sido votado, cuando “se le escapó un pedito”.

“Fue así como te digo, mi sangre. El cabeza de pija este estaba hablando con todo el color y de repente pum, se le cayó algo. No sé si me entendés… con ruido, además. Y olor. Tremenda baranda, mi gente. Un estruendo nauseabundo. Sí. Así definiría al flato que expelió este traidor, mandadero, vendido, alcahuete, arrastado, cipayo, hijo de siete mil vagones de yutas, peor americano y encima pedorro de culo suelto”, contó a El Cascote News la jefa de la representación sueca, Ricarda Leivasson, presente en el lugar cuando aconteció el peculiar hecho.

“Fue así como te digo, mi sangre. El cabeza de pija este estaba hablando con todo el color y de repente pum, se le cayó algo. No sé si me entendés… con ruido, además. Y olor…”

Ricarda Leivasson, jefa de la representación sueca.

Fuentes cercanas al gaseoso protagonista de esta historia afirman que “no piensa renunciar por un fropito, es algo que puede pasar… capaz que quiso largar un sordo apretado contra la butaca y pifió el cálculo nomás, no es tan grave tampoco, ¡al final acá parece que nunca se cagó nadie! Él continuará operando para Estados Unidos sin ningún drama y en su tiempo libre pintará osos que es su hobbie, ya está, hay que mirar para adelante, la vida sigue”.

“no piensa renunciar por un fropito, es algo que puede pasar… capaz que quiso largar un sordo apretado contra la butaca y pifió el cálculo nomás…”

Fuentes cercanas al protagonista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *