Vie. Dic 4th, 2020

Perro guía jodón lleva siempre a su dueño a un comité de Novick

Foto: Teledoce

«Este perro es un hijo de puta», dice indignado Juan Ignacio Cerveza, un montevideano que debido a la pérdida casi total de la visión está obligado a tener un perro guía que lo oriente cuando se desplaza por la ciudad.

«El otro día le dije ‘Morquio (así se llama el perro), vamos hasta BPS que necesito actualizar los datos para la indemnización’ y el perro me mandó a un comité de Novick… muchacho, ¡pa qué! Me atomizaron, no tenía como explicarles que no necesitaba cambiar el país ni terminar con la delincuencia ni nada, necesito cobrar para comprarme unas galletas al agua que estoy famélico», explicó Juan Ignacio.

«El otro día le dije ‘Morquio (así se llama el perro), vamos hasta BPS que necesito actualizar los datos para la indemnización’ y el perro me mandó a un comité de Novick… muchacho, ¡pa qué!…»

Juan Ignacio Cerveza.

«No es lo único que me hace: un día terminamos en un telo cuando precisaba ir a un Abitab, en casa me cambia los muebles de lugar y otro día llamó al sanitario para cambiar el bidet por el water y terminé garcando en el bidet, cuando tiré la canilla quedó todo el baño embarrado, me imagino, bah, por el olor».

«No es lo único que me hace: un día terminamos en un telo cuando precisaba ir a un Abitab, en casa me cambia los muebles de lugar y otro día llamó al sanitario para cambiar el bidet por el water y terminé garcando en el bidet, cuando tiré la canilla quedó todo el baño embarrado, me imagino, bah, por el olor»

Juan Ignacio Cerveza.

Pese a esto, Cerveza lo quiere: «es un hijo de re mil puta, un sorete ese perro».

Deja una respuesta