sáb. Sep 21st, 2019

¿Quién se disputa el “voto psiquiátrico” este octubre? Conocé el perfil de los votantes.

Según los analistas políticos de El Cascote News, es posible definir a una porción de los votantes como “electorado psiquiátrico” o también “psicoelectorado”, sujetos que este octubre en Uruguay emitirán su “psicovoto”.

Dentro de este segmento, son los partidos chicos, antisistema y en su mayoría nuevos, los que logran captar mayor cantidad de adeptos.

A continuación, nuestros analistas pasan a definir el perfil típico del “psicovotante”.

  • Partido Ecologista Radical Intransigente. Probablemente el decano del voto psiquiátrico, el Hernandarias de la introducción de la psicoferta psicoelectoral. Suele vivir en chacras, producir su propio alimento y creer que todo se soluciona plantando ajos.
  • Cabildo Abierto. Aunque el votante de la agrupación de ultraderecha no es necesariamente psiquiátrico, muchos miembros del pscioelectorado local han decidido apoyar al partido del militar retirado Guido Manini Ríos. 90% de estos psicovotantes creen que la Unión Soviética aún existe y que un día llegarán las hordas rojas para llevarle sus niños a Rusia.
  • Partido Digital. Es el psicovotante más difícil de detectar, debido a que es el que parece más integrado a la sociedad. Pero se trata tan solo de una fachada. En el fondo, es de los más fervientes miembros del psicoelectorado vernáculo. En su mayoría, se trata de gente que trabaja en la industria del software, come solo de delivery y cree que el cáncer se curaría con una app pero los bancos centrales que atacan sus criptomonedas lo quieren impedir porque así lo ordenan sus overlords del espacio exterior. A pesar de todo esto, este psicovotante parece normal. Esa es su mayor fortaleza, o “strenght”, como diría un pedista.
  • Partido Verde Animalista. La élite del electorado psiquiátrico, la crema y nata de los hospicios mentales del Uruguay, los comandos del psicovoto, el psicovotante perfecto. Esta agrupación ha sido la principal receptora del voto psiquiátrico, “una verdadera esponja de piruchos”, como la definieron nuestros analistas. El de este partido es un psicovotante más bien urbano, pero no por ello menos ecologista. Es quien más defiende teorías conspirativas y cree que el mundo es básicamente una marioneta de Soros, Rockefeller y todas las logias habidas y por haber. Se lo puede ver circulando por la vía pública para que “los satélites del Fraudeamplio no le lean los pensamientos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *