Dom. Jul 12th, 2020

Wilsonista hizo tantos malabares para defender la «coalición multicolor» que lo confundieron con uno de los semáforos y lo metieron preso

«Que el hijo de Lacalle Herrera, que los militares de la mano de Manini, que los colorados, que esto, que lo otro… me tiraban, me tiraban y yo la dibujaba: pacá, pallá, pum, coso, color; era un malabarista de la argumentación, tanto que me confundieron con uno de los semáforos y me metieron preso». Así cuenta su verdad Juan Augusto Gutiérrez, un uruguayo del Partido Nacional, específicamente de la corriente del wilsonismo (por Wilson Ferreira Aldunate, histórico caudillo blanco), ala progresista que sin embargo apoya la «coalición multicolor», de extracción conservadora, que gobierna el país desde el 1 de marzo de 2020.

«Que el hijo de Lacalle Herrera, que los militares de la mano de Manini, que los colorados, que esto, que lo otro… me tiraban, me tiraban y yo la dibujaba: pacá, pallá, pum, coso, color; era un malabarista de la argumentación, tanto que me confundieron con uno de los semáforos y me metieron preso»

Juan Augusto Gutiérrez, un uruguayo del Partido Nacional, específicamente de la corriente del wilsonismo (por Wilson Ferreira Aldunate, histórico caudillo blanco), ala progresista que sin embargo apoya la «coalición multicolor», de extracción conservadora, que gobierna el país desde el 1 de marzo de 2020.

«Acá estoy, en Cárcel Central, esperando que me liberen… esto es una injusticia, mis malabares no son para sobrevivir, son para justificar lo injustificable, o sea la pertenencia y el apoyo de la agrupación de un perseguido, exiliado y proscrito por la dictadura a una construcción política en la que quienes lo hostigaron toda la vida desempeñan un rol decisivo», concluye el protagonista de esta historia.

«Acá estoy, en Cárcel Central, esperando que me liberen… esto es una injusticia, mis malabares no son para sobrevivir, son para justificar lo injustificable, o sea la pertenencia y el apoyo de la agrupación de un perseguido, exiliado y proscrito por la dictadura a una construcción política en la que quienes lo hostigaron toda la vida desempeñan un rol decisivo»

Juan Augusto Gutiérrez, un uruguayo del Partido Nacional, específicamente de la corriente del wilsonismo (por Wilson Ferreira Aldunate, histórico caudillo blanco), ala progresista que sin embargo apoya la «coalición multicolor», de extracción conservadora, que gobierna el país desde el 1 de marzo de 2020.

Deja una respuesta