Mar. Dic 1st, 2020

Bajan del colectivo a pasajera que no gritó cuando hablaba por celular

Ocurrió en Ingeniero Budge, localidad ubicada unos pocos kilómetros al sur de la capital argentina. La protagonista, Miriam Tranquilucci, volvía de trabajar en uno de los tradicionales “parripollos” que abundan en el Gran Buenos Aires.

Como hace habitualmente, la joven de treinta años se dispuso a sobrellevar el tedioso recorrido del 117 hasta su hogar, hablando por celular. En esta oportunidad, con su madre, quien luego de preguntarle -como es de orden- si había salido abrigada, decidió ir más allá con los cuestionamientos: «mi vieja me preguntó si había podido pararme en los pedales hoy de mañana. Es que vengo medio trancada los últimos días (risas). Imaginate que cuando me preguntó eso tuve que hablar bajito, y no gustó”, declaró Tranquilucci.


«mi vieja me preguntó si había podido pararme en los pedales hoy de mañana. Imaginate que cuando me preguntó eso tuve que hablar bajito, y no gustó”


Miriam Tranquilucci

La bonaerense, ubicada en el fondo del bus, observó que -conforme avanzaba la charla- los restantes pasajeros empezaban a darse vuelta y la miraban con gesto adusto: “fue tremendo, me tuve que bajar porque la gente quería saber hasta si saqué la ropa de la cuerda… una veterana me reclamó ‘poné el altavoz así escuchamos todos’, insólito, jajaja”, dijo a El Cascote News.

Deja una respuesta