Mar. Dic 7th, 2021

Barras de Villa Española y Villa Teresa se cantan “vamo el Villa” y lo que era un altercado terminó en flor de asado

En el fútbol de Uruguay, se jugaba la segunda de la segunda. Y aunque pareciera que la coincidencia no podía ser más grande, en esa fecha del campeonato también se enfrentaban Villa Teresa – Villa Española. El Villa contra el Villa.

Como suele suceder en estas lides, las pasiones siempre están a flor de piel, y este encuentro disputado en el Estadio José Nasazzi no fue la excepción. Era un sábado de mayo bien temprano, el partido comenzaba a las 10 de la mañana… sin embargo, no todos llegaron a la cita. En las inmediaciones del montevideano barrio del Prado todo transcurría con normalidad, hasta que ocurre lo imprevisto: las barras bravas de ambos equipos se cruzan de camino al estadio.

“Era algo que no predujimos”, dijo a este medio el oficial López, encargado del operativo. “Nosotro’ estábamo’ en la seccional, ahí cerca del Nasazzi, y nos suena el teléfono. Era una vecina que empezó a escuchar los cánticos por la calle Lucas Obes y se arrimó a ver. Eran dos barras que se acercaban como con ganas de pelear, pero ambas gritaban lo mismo: ‘vamo’ el Villa vamo’, ponga huevo que ganamo’”. contó el policía.

“Nosotro’ estábamo’ en la seccional, ahí cerca del Nasazzi, y nos suena el teléfono. Era una vecina que empezó a escuchar los cánticos por la calle Lucas Obes (…) eran las dos barras que se acercaban como con ganas de pelear, pero ambas gritaban lo mismo: ‘vamo’ el Villa vamo’, ponga huevo que ganamo’”

Declaración de un oficial presente en el hecho.

Testigos del hecho relatan que las tensiones se acrecentaban a medida que transcurrían los minutos y parecía que la debacle era inminente mientras las dos barras cantaban las mismas canciones a la vez y se iban acercando una a la otra: “yooooo, soy del Villa, es un sentimiento, no puedo parar”. Así, durante tres horas. Unos empezaban y los otros retrucaban con la misma canción.

“Hasta que en un momento, nos dice la señora (que nunca dejó de mirar) que empezaron a cansarse de cantar, se empezaron a abrazar, a intercambiar vinos, vieron que ya eran las 12 del mediodía y enfilaron para una parrillada que hay cerca, increíble, ¿eh?”, explica no sin asombro el oficial.

“Hasta que en un momento, nos dice la señora (que nunca dejó de mirar) que empezaron a cansarse de cantar, se empezaron a abrazar, a intercambiar vinos, vieron que ya eran las 12 del mediodía y enfilaron para una parrillada que hay cerca, increíble, ¿eh?”

Declaración de un oficial presente en el hecho.

“Para cuando llegamos nosotros, estaban todos juntos, abrazados, cantando las mismas canciones que alentaban al ‘Villa’ de sus amores. Y después dicen que el fútbol no une…», cerró López.

Deja una respuesta