lun. Ago 26th, 2019

Blandengue pierde la paciencia y ataca a joven que le hacía morisquetas

El hecho tuvo lugar el pasado lunes a la mañana, en Montevideo, capital uruguaya, cuando Manini Sturzenegger Manschwitz, miembro de la unidad de caballería número 7, que custodia los restos del Prócer oriental, José Artigas, se enfrentó a lo que llaman un procedimiento de rutina: un pajero que se pone a hacerles caras, intentando que pierdan su adusto gesto.

Según cuentan testigos del suceso, el adolescente de 43 años le estuvo haciendo macacadas y obscenidades al blandengue durante seis horas y media, hasta que el militar no aguantó más y, valiéndose de su carabina marca Remington, lo persiguió por nueve cuadras al grito de “Valar Morghulis, la concha de tu madre”.

“Valar Morghulis, la concha de tu madre”

Grito del militar al correr al adolescente de 43 años que le estuvo haciendo macacadas y obscenidades.

Finalmente, el uniformado dio con quien lo hostigara, en la intersección de las calles Zabala y Reconquista, en el barrio Ciudad Vieja, donde se trenzaron en una violenta gresca de la que tuvieron que ser separados por Ivette, una jubilada de 95 años que obtuvo su cinturón amarillo de taekwondo en 1942.

“Dracarys chupapija” gritaba, totalmente sacado, el funcionario del escuadrón Ayuí, mientras la nonagenaria lo reducía aplicándole una potente llave: “no veía un milico tan fuera de si desde la dictadura, y te estoy hablando de la de Terra”, comentó la anciana.

“no veía un milico tan fuera de si desde la dictadura, y te estoy hablando de la de Terra”

Ivette, jubilada de 95 años que obtuvo su cinturón amarillo de taekwondo en 1942, y fue la encargada de separar a los protagonistas de esta historia.

Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron a este medio que la inconducta del soldado amerita que se lo trate con todo el rigor marcial, como se trataría a cualquier traidor de la República: un rezongo y la prohibición de utilizar la marcha “Mi Bandera” como ringtone, por dos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *