Mié. Oct 27th, 2021

Discusión en un entrenamiento entre Caicedos y Hurtados provoca guerra civil en Ecuador

Si bien la Copa América es la excusa ideal para unir a los pueblos, pueden presentarse situaciones diametralmente opuestas que pongan en jaque sistemas democráticos enteros. Es lo que sucede en Ecuador, uno de los países participantes que, si bien no es uno de los favoritos, suele presentarse como un tradicional animador del certamen.

Un centro llovido al segundo palo fue el desencadenante de una reyerta que podría terminar con la República del Ecuador tal como se la conoció hasta la fecha. El defensor Juan Caicedo y el delantero Edgar Hurtado saltaron en disputa del balón con vehemencia y lo áspero del choque que protagonizaron evidenció la interna que se vive en el plantel.

Enseguida tomaron partido de la contienda Alberto, Miguel, Jackson y Daniel “Chalaco” Hurtado por un lado, y Segundo, Maximiliano, Gildo, Ludovico y Astor “Pigagorda” Caicedo por el otro. El tumulto obligó al resto del plantel a tomar posición, lo que se trasladó a la ciudadanía y fogoneó un clima separatista que crece; un ejército de Caicedo intenta tomar Guayaquil mientras que un conjunto de juristas perteneciente a la facción de los Hurtado se enfrasca en redactar una nueva Carta Magna que divida el país en dos por la línea del Ecuador. “Ya tenemos la raya dibujada y la podemos aprovechar para sacarnos de encima a esos Caicedos mugrosos”, afirma Patricio Hurtado, diputado nacional y abanderado de la facción hurtadista.

“Ya tenemos la raya dibujada y la podemos aprovechar para sacarnos de encima a esos Caicedos mugrosos”

Patricio Hurtado, diputado nacional y abanderado de la facción hurtadista.

Deja una respuesta