lun. Ago 26th, 2019

Le entregan la llave de la ciudad a empleada de una fiambrería, por haber acertado el peso exacto en un pedido

El insólito hecho ocurrió la semana pasada, en la localidad argentina de Salamines de Tandil, Argentina.

Luego del tumulto que provocó la noticia, este medio pudo acceder a las declaraciones de la sorprendida chica, quien al ser consultada por el episodio, nos confesó que tuvo “un momento mezcla de claridad y confusión” cuando al poner en la balanza el pedido de mortadela común, el peso coincidía con los 300 gramos que el cliente había encargado: “cuando miro la balanza y veo el 300 me quedé perpleja, no podía preguntarle al cliente ‘¿100 gramos de más está bien?'”.

“un momento mezcla de claridad y confusión (…) cuando miro la balanza y veo el 300 me quedé perpleja, no podía preguntarle al cliente ‘¿100 gramos de más está bien?'”

Declaraciones de la chica, galardonada con la llave de la ciudad

Fuentes cercanas al cliente, por su parte, nos manifestaron que debió rehacer el pedido, ya que “siempre pide 100 gramos de menos, para llevarse lo que él quiere”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *