dom. Dic 15th, 2019

Se afeita para que no le pidan más hojillas en la calle

Ricardo Méndez, uruguayo de 28 años y cansado de que le pidan hojillas y lo miren con cara de culo ante la respuesta “no, no tengo”, se quitó la barba que usaba desde hacía más de 3 años.

“Lo que más me molesta no es que me pidan, es que no me crean que no tengo; usualmente no fumo pero mi apariencia les hace pensar que sí”, comenta este uruguayo, ya con su cara al desnudo.

“Lo que más me molesta no es que me pidan, es que no me crean que no tengo; usualmente no fumo pero mi apariencia les hace pensar que sí”

Ricardo Méndez, uruguayo de 28 años y cansado de que le pidan hojillas y lo miren con cara de culo ante la respuesta “no, no tengo”.

Méndez suele vestir remeras de bandas de rock, lo que claramente también juega en su contra para el estereotipo. “Puedo ser barbudo y que me guste Pink Floyd y no por eso tener todo para armar un porro arriba… duele que a uno no le crean”, dice Ricardo, con indisimulable tristeza en sus ojos.

“Puedo ser barbudo y que me guste Pink Floyd y no por eso tener todo para armar un porro arriba… duele que a uno no le crean”

Ricardo Méndez, uruguayo de 28 años y cansado de que le pidan hojillas y lo miren con cara de culo ante la respuesta “no, no tengo”.

El protagonista de esta historia afirma que lo que más le sorprende “es que ni siquiera es algo que me pasa solo en las calles de Montevideo: me pasa también estando de viaje en otros lados; ojalá que ahora con este cambio de look la gente no ne trate más de ‘fumanchero y mentiroso'”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *