Jue. Oct 1st, 2020

Se recibió de ingeniero nuclear mientras hacía la cola del MacroMercado de San Martín

El caso de Alejandro Pizzorette es único en el mundo: se recibió de ingeniero nuclear mientras esperaba ser atendido en las cajas del conocido supermercado montevideano MacroMercado, sito en el coqueto barrio de Brazo Oriental de la capital uruguaya, famoso -entre otras cosas- por dar lugar a la esquina de San Martín y Fomento, la que, pese a no tener registros sísmicos, se llama «la esquina del movimiento».

Alejandro nos cuenta su proeza: «vi que demoraba, fui un sábado de principio de mes… papito, imposible; entonces agarré, me bajé el programa de la web de la Facultad de Ingeniería y le di».

«vi que demoraba, fui un sábado de principio de mes… papito, imposible; entonces agarré, me bajé el programa de la web de la Facultad de Ingeniería y le di»

Alejandro Pizzorette, protagonista de esta historia.

Pizzorette se explaya, con visible entusiasmo: «un libro, dos libros, veinticinco… cuando quise acordar, había hecho todo, leído todo y hecho todos los ejercicios».

«Cuando terminé de pagar, estaba recibido; ahora tengo que validar el título en la Facultad, pero siento que sé todo», concluye el protagonista de esta historia.

El decano de la Facultad de Ingeniería, Emilio Antocien, dijo a El Cascote News que «si bien esta persona no aprobó las materias curriculares, nos consta que posee conocimientos sólidos», por lo que se evaluará «tomarle un examen final y corroborar que realmente posee conocimientos sólidos para ejercer la profesión».

«si bien esta persona no aprobó las materias curriculares, nos consta que posee conocimientos sólidos»

Emilio Antocien, decano de la Facultad de Ingeniería.

Deja una respuesta