vie. Abr 10th, 2020

Pasó cuatro días de home office y le crecieron un short de fútbol y una remera agujereada: ¡ahora no se los puede sacar!

Las historias de cuarentenas que llegan a nuestra mesa de redacción son innumerables. Los ciudadanos del mundo, por voluntad propia o por disposición de sus respectivos gobiernos, han debido quedarse en sus hogares para evitar la propagación del coronavirus.

Tal es el caso de Roberto Flowers, programador uruguayo afecto a los juegos en red y todas esas cosas que desestimulan el coito, quien dialogó con El Cascote News y dijo que “hace una semanita que empecé a laburar desde casa: al principio no me hallaba pero estaba bueno andar ‘de entrecasa’ todo el día, hasta que una mañana me desperté y me había crecido una remera blanca la Oktoberfest de Blumenau del 97 y un short Sporty’s de esos que comprás en Auge Deportes…”.

“hace una semanita que empecé a laburar desde casa: al principio no me hallaba pero estaba bueno andar ‘de entrecasa’ todo el día, hasta que una mañana me desperté y me había crecido una remera blanca la Oktoberfest de Blumenau del 97 y un short Sporty’s de esos que comprás en Auge Deportes…”

Roberto Flowers, programador uruguayo afecto a los juegos en red y todas esas cosas que desestimulan el coito, en dialogó con El Cascote News.

Consultado por cómo seguirá su confinamiento, el protagonista de esta historia detalló que “ando ganas de ver si me pueden crecer unas chancletas y toy completo; yo estudio ingeniería y me gusta tocar el kernel de Linux… ya no la ponía de antes”.

“ando ganas de ver si me pueden crecer unas chancletas y toy completo; yo estudio ingeniería y me gusta tocar el kernel de Linux… ya no la ponía de antes”

Roberto Flowers, programador uruguayo afecto a los juegos en red y todas esas cosas que desestimulan el coito, en dialogó con El Cascote News.

Deja un comentario